Un agente de la Guardia Civil, en un control de tráfico

Publicidad

Sucesos

Un hombre se autolesiona cortándose un testículo porque creía que iba a entrar en la cárcel

El hombre creía que iba a ser detenido y decidió autolesionarse con un cúter. Finalmente todo quedó en un susto.

Todo fue un error, pero podía haber acabado en tragedia. Un vecino de Tolox (Málaga) recibió una llamada de la Guardia Civil y creyó que iba a ingresar en la cárcel.

En ese momento decidió autolesionarse pensando que así evitaría la cárcel. Cogió un cúter y se hizo un corte en la zona de los testículos.

La pareja del herido llamó a la Guardia Civil y un agente se personó hasta el lugar. Al llegar a la vivienda, encontraron al hombre en ropa interior sobre un charco de sangre.

El agente taponó la herida a la altura de los testículos. Con un paño limpio de cocina, consiguió taponarle la herida.

Una vez recuperado, la Guardia Civil de Tolox le tomó declaración sobre lo sucedido y descubrió que casi muere por un error, según explica 'La Vanguardia'.

Publicidad