Cientos de personas participan en una manifestación en Barcelona

Publicidad

Día Internacional de la Mujer 2021

Un hombre ataca con gas pimienta a cinco participantes de la concentración del 8M en Barcelona

Las mujeres atacadas con gas pimienta en la manifestación en Barcelona el 8 de marzo han sido atendidas por el Servei d'Emergències Mèdiques (SEM) y han presentado denuncias contra el agresor.

Un hombre ha atacado con un spray de gas pimienta a cinco mujeres que participaban en la concentración del 8M en Barcelona celebrada este lunes con motivo del Día Internacional de la Mujer 2021.

El hombre ha sido retenido por la Guardia Urbana de la capital catalana y aunque no ha sido detenido, sí que ha quedado investigado por un delito de lesiones leves.

Las participantes de la concentración han sido atendidas por el Servei d'Emergències Mèdiques (SEM) y han presentado sendas denuncias contra el agresor.

Unas 4.500 personas, según la Guardia Urbana de Barcelona, han ocupado el paseo de Gràcia de la capital catalana en un Día de la Mujer 2021 atípico marcado por el coronavirus, que ha obligado a sustituir la tradicional manifestación del 8M por una concentración estática para reducir el riesgo de contagio.

Bajo el lema 'Juntas, diversas y rebeldes somos imparables', el acto ha arrancado hacia las 18.30 horas en el paseo de Gràcia con todas las inscripciones, lo que no ha impedido que algunas personas se sumaran a la reivindicación feminista al son de "Yo no me quedo en casa".

Este año y debido a la pandemia, el colectivo Vaga Feminista, que organiza el evento, ha preparado una concentración estática con distancias de seguridad, formada por ocho tramos, dos de ellos mixtos y con capacidad para unas 450 personas cada uno, desde la Gran Via de les Corts Catalanes y hasta la avenida Diagonal.

Tampoco ha faltado la participación de políticos como el presidente del Parlament, Roger Torrent, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, el secretario general de CC.OO. en Cataluña, Javier Pacheco, la jefa de filas de JxCat, Laura Borràs, y los consellers republicanos Bernat Soler (Acción Exterior) y Ester Capella (Justicia), entre otros.

El toque de color ha llegado hacia las 19.15 horas, cuando las manifestantes han arrojado haces de color lila al aire con sus teléfonos móviles y han dedicado un minuto de silencio a las víctimas de violencia machista, con pequeños carteles colocado en el suelo en los que podía leerse el nombre, la edad y el municipio de residencia de las víctimas de esta lacra.

Publicidad