Málaga

Un hombre de 80 años con Alzheimer mata su mujer en Benalmádena, en Málaga

El hombre le asestó más de 20 puñaladas a su mujer en el domicilio situado en Benalmádena, en Málaga. La Policía Nacional investiga los hechos como un posible crimen machista.

Coche de la Policía Nacional

Coche de la Policía Nacional Imagen de archivo

Publicidad

Una mujer, de 69 años de edad, ha sido asesinada por su marido, de 80 años de edad, diagnosticado de Alzheimer. El hombre le propinó más de 20 puñaladas en su domicilio de Benalmádena, en Málaga.

La víctima es de nacionalidad británica, al igual que el marido. El agresor ha sido detenido por la Policía Nacional tras los hechos.

El suceso ocurrió sobre las 22:30 horas del viernes, después de recibir un aviso por un posible caso de violencia de género. Los equipos de emergencias se desplazaron hasta el domicilio, donde encontraron el cuerpo sin vida de la mujer.

Al no poder acceder a la vivienda, los agentes solicitaron la presencia de bomberos quienes accedieron con una escalera de incendios por la terraza.

El marido, que presenta una enfermedad psicológica con deterioro cognitivo y Alzheimer desde principios del 2022, le había asestado más de 20 puñaladas por todo el cuerpo. La Policía Nacional investiga las circunstancias en las que se ha producido el crimen.

Posible crimen machista

Antes de los hechos, habían tres denuncias realizadas por la víctima y por atestados policiales donde el presunto autor había sido detenido, pero no había medidas judiciales de Protección.

La investigación trata de esclarecer si se trata de un caso de violencia de género. Se trasladan las circunstancias a la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género para determinar si se trata de un crimen machista.

Así lo ha dado a conocer el delegado del Gobierno de España en Andalucía, Pedro Fernández, quien ha trasladado su apoyo a los familiares de la víctima.

Sospechas de los vecinos

Los vecinos sospechaban que podría haber episodios de violencia de género en la pareja, según han afirmado a Efe. "La Policía había acudido en varias ocasiones", ha lamentado uno de los vecinos. Otro vecino que reside en la misma planta que la pareja explicó que sí había visto a la Policía acudir al domicilio en otras ocasiones y que la noche del presunto asesinato solo escuchó golpes en la puerta cuando los agentes intentaron entrar en el apartamento.

Explican que la pareja vivía desde hacía 30 años en el mismo domicilio y que habían tenido algún problema con la comunidad, que no tenían familiares y que dejarían en herencia su apartamento a una protectora de animales.

Publicidad