Coronavirus

El hijo del líder de Al Qaeda en España, investigado por pagar para obtener un pasaporte Covid falso

La lista de personas que supuestamente contrataron los servicios de la red dedicaba a falsificar pasaportes Covid no deja de crecer. Uno de los últimos en unirse a ella es Omar Barakat Martín

Pasaporte covid

EFE Pasaporte covid

Publicidad

La trama dedicada a la falsificación de pasaportes Covid que inscribía, de forma fraudulenta, como vacunados a personas que no habían recibido la dosis contra el coronavirus no deja de sumar a famosos o delincuentes conocidos por las fuerzas del orden. La red fue destapada por la policía el pasado mes de diciembre en el marco de la 'Operación Jenner'.

Cantantes y actores, como Omar Montes o Verónica Echegi, además de empresarios y deportistas, están siendo investigados por supuestamente haber recurrido a los servicios de esta red, que también cuenta entre sus clientes con personas condenadas por narcotráfico, entre otros delitos. Una de ellas es Omar Barakat Martín, de 31 años e hijo de Imad Eddin Barakat Yarkas, alias 'Abu Dahdah'. O, lo que es lo mismo, el hombre de Al Qaeda en España.

Barakat, sin embargo, no se dedica, como su padre, al terrorismo islamista, pero sí tiene antecedentes en España por delitos de distinta índole. La policía le investiga ahora por, supuestamente, haber pagado a la red -que tenía una sección dedicada a contactar con delincuentes- para figurar en el registro oficial como persona que ha recibido las tres dosis contra la Covid, pese a que no se le ha administrado ninguna de las vacunas.

Tarifa 'low cost'

Según publica el diario 'ABC, Omar Barakat habría pagado, de acuerdo a la información que manejan los agentes, la tarifa 'low cost' que proponía esta red ilegal: 200 y 250 euros por conseguir la inscripción en dicha base de datos, lo que automáticamente da acceso al pasaporte Covid.

El pasado mes de febrero, la Policía cerró la segunda fase de la Operación Jenner -apellido del médico inglés que desarrolló la primera vacuna contra la viruela-, con la detención de dos hombres y dos mujeres, todos españoles y de edades comprendidas entre 35 y 43 años, que presuntamente ejercían como intermediarios en España entre los líderes de la organización y los clientes a los que captaban.

Publicidad