Exterior de la residencia en la que se grabaron las imágenes, en Llíria (Valencia)

Publicidad

Coronavirus

La hija de un residente del centro de mayores de Llíria: "Nos lo llevamos al hospital porque está muy deteriorado"

La Fiscalía Provincial de Valencia ha abierto diligencias de investigación ante la gravedad de las imágenes de la residencia de ancianos Domus VI de Llíria, en Valencia, y varios familiares han anunciado que presentarán denuncias tras retirar a sus mayores del centro.

Hace unos minutos que ha salido una ambulancia de la residencia de Llíria, en Valencia. En su interior, los enfermeros trasladan aun anciano, deteriorado por la falta de asistencia según denuncia su hija, Isabel. "Nos lo llevamos al Hospital porque está muy deteriorado".

Una investigación en curso

El padre de Isabel es el protagonista de un vídeo en el que se ve cómo se cae. Imágenes que sirvieron para destapar la situación que han sufrido los mayores en este centro de Valencia. La Fiscalía Provincial de Valencia ha abierto diligencias de investigación ante la gravedad de las imágenes de la residencia.

Varios familiares han anunciado que presentarán denuncias tras retirar a sus mayores del centro. La Fiscalía, tras tener acceso a las imágenes en las que puede ver a ancianos atados a sillas, con llagas o desnudos, supuestamente desatendidos para comer e incluso abandonados tras caer al suelo.

La empresa gestora de la residencia en Llíria ha explicado que la empleada que grabó las imágenes trabajó en el centro "solamente los meses de abril a agosto, como refuerzo del equipo de limpieza durante la crisis" del coronavirus. Y explican que las imágenes "corresponden a residentes del centro durante la etapa de confinamiento que, por su avanzada edad y problemas psicomotrices, habían sufrido una caída".

La dirección de la residencia Domus Vi de Llíria, en Valencia, ha negado que los internos de este centro hayan sufrido maltrato alguno. "Los empleados de DomusVi les atienden de manera inmediata, con total dedicación" afirman en un comunicado.

La Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas que investiga la situación de la residencia y sus mayores, ya inspeccionó por "varios incumplimientos graves" durante 2019 este centro y acabó por imponer una sanción de 174.000 euros.

Publicidad