Coronavirus

La hija de una mujer fallecida de coronavirus recibe por error las cenizas de un hombre

La hija de la fallecida emprenderá acciones legales después de recibir las cenizas del hombre, también fallecido por coronavirus. El cadáver de la mujer permanece en la cámara frigorífica.

 Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Madrid

Publicidad

La hija de una mujer fallecida por coronavirus emprenderá acciones legales después de recibir por error las cenizas de un hombre que murió también por el coronavirus. Ambos cadáveres procedían del Instituto de Medicina Legal de Madrid.

El Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Madrid informó a la familia de la mujer, de 65 años, de que las cenizas que habían recibido no eran suyas, sino que eran de un hombre de 75 años. Se había incinerado por error.

Los cadáveres, en estado de descomposición y fallecidos por coronavirus, ingresaron el pasado 4 de agosto en el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses para la práctica de las correspondientes autopsias. En los dos casos llegaron a instancias del Juzgado de Instrucción número 24 de Madrid.

Al día siguiente, el Juzgado de Instrucción número 30 de Madrid, en funciones de guardia, envió un oficio al Instituto para poner el cadáver de la mujer a disposición de la familia para que fuera incinerado en Alcobendas.

Sin embargo, se entregó el cadáver de un hombre debido a una cadena de errores de un trabajador del Instituto, de la empresa funeraria. También del médico forense y del auxiliar, que le practicaron una técnica tanatológica de conservación temporal.

Los trabajadores de la funeraria no se percataron del error, ni en el momento de recibir el cuerpo, ni cuando lo incineraron.

El cadáver permanece en la cámara frigorífica

Los familiares pensaban que tenían las cenizas de la mujer, pero su cadáver permanece en una cámara frigorífica del Instituto de Medicina Legal.

El Instituto de Medicina Legal detectó el "presunto error" gracias a sus sistemas internos de control. Una vez lo detectó, se activó el protocolo de actuación para subsanarlo.

También se ha puesto a disposición de la familia todos los recursos para atender y subsanar el daño moral que este incidente haya causado.

La Policía Judicial se llevó las cenizas que correspondían al hombre, que al parecer no tiene familia porque nadie ha reclamado el cadáver.

Publicidad