89.002333

Publicidad

Coronavirus

Las Hermanitas de los Pobres piden ayuda tras tres meses confinadas sin donativos ni ayudas

En la residencia de las Hermanitas de los Pobres hay 70 personas. El convento vive de la caridad, y durante el confinamiento no han recibido ayudas. Ahora, hacen un llamamiento y los vecinos se han volcado.

En Ronda, la residencia de las Hermanitas de los Pobres ha sufrido las consecuencias de la pandemia del coronavirus. No han podido salir a la calle a pedir ayuda, ellas viven de la caridad, y no han querido arriesgarse a meter el virus en el Convento.

Los mayores de esta residencia de Ronda viven ajenos a las dificultades por las que atraviesan las Hermanitas de los Pobres para que no les falte lo necesario después de más de tres meses confinados.

No han podido salir a al calle a solicitar lo que necesitan para mantener la residencia. Sus estanterías se han vaciado y empieza a faltar lo más básico. Por eso, han hecho un llamamiento y muchos vecinos ya se han volcado y les han llevado comida. Sin embargo, aún faltan donativos porque las nóminas de los casi 40 empleados del centro empiezan a peligrar.

Publicidad