Hollywood

Halle Berry desvela que se curó de los "abusos físicos" de su padre con un "sanador espiritual"

Pese a necesitar 18 años de terapia, ahora Berry entiende y acepta lo que hizo su padre porque lo considera un "trauma generacional" y a sus abusos como una justificación por su "falta de amor"

 Halle Berry llega a la 93a ceremonia anual de los Premios de la Academia en Union Station en Los Ángeles, California.

EFE Halle Berry llega a la 93a ceremonia anual de los Premios de la Academia en Union Station en Los Ángeles, California.

Publicidad

La relación entre Halle Berry y su padre nunca ha sido tradicional y al uso. Así lo ha reconocido la actriz estadounidense en varias ocasiones, pero nunca tan en profundidad como lo ha hecho durante una entrevista en el podcast Fresh Air, donde ha reconocido que durante su infancia sufrió "muchísimos abusos".

"Crecí con un padre alcohólico y muy abusivo, tanto verbal como emocional y físicamente", ha explicado la actriz en referencia a su padre, que la abandonó junto a su madre cuando la actriz era solo una niña. Una situación que la que Berry considera que "nos robó la relación que debíamos haber tenido".

No obstante, tal y como ha subrayado Berry, lo que podría ser odio finalmente se ha convertido en aceptación. Para ello ha necesitado dieciocho años de terapia con una especie de chamán. "Cuando murió, obtuve el regalo de poder hablar con un sanador espiritual y alguien me guió a través de unos ejercicios espirituales para tratar de curar esa herida que tenía con mi padre", ha explicado.

Su padre estaba "falta de amor"

Y es que, según ha alegado Berry, ahora entiende lo que hizo y lo justifica "en gran parte gracias a la falta de amor y de guías que nunca tuvo en su financia". Para Berry, su padre "no llegó a este mundo como un hombre abusivo y alcohólico que estaba fuera de control. Se convirtió en lo que fue por lo que le dieron y por lo que no, por aquello a lo que estuvo expuesto y a lo que no".

Por eso ha transformado la visión que tenía de su infancia hacia empezara verse como una persona "inocente que fue criada por un padre alcohólico y una madre completamente rota".

Para la actriz, todo reside en un “Trauma generacional”. "Venían de la esclavitud, cuando mi tatarabuela vio cómo le arrancaban a sus hijas de sus brazos y aquello le generó el trauma. Si sigues rastreándolo, te das cuenta de que todo es un trauma generacional. Que mi padre solo estaba intentando sobrevivir, encontrarse a sí mismo, hallar su virilidad. Y lo estaba haciendo lo mejor que podía, y cuando nos fallaba a mí y a mi familia de una forma despreciable, solo estaba trabajando con las herramientas que le habían dado".

Publicidad