Comunidad de Madrid

Hallados los cadáveres de un matrimonio en Pozuelo de Alarcón con signos de violencia

La Policía Nacional ha informado del hallazgo de los cadáveres de un matrimonio en su casa en Pozuelo de Alarcón. Presentan signos de violencia y ya se investigan las causas de la muerte.

La Policía patrulla por las calles de Madrid

EFE La Policía patrulla por las calles de Madrid

Publicidad

La Policía Nacional ha comunicado el hallazgo de dos cadáveres en Pozuelo de Alarcón. Los cuerpos corresponden a un matrimonio que residía en la zona, y que han sido descubiertos con lo que parecen ser notables signos de violencia. Las autoridades ya se han puesto en marcha para investigar si se trata de un robo o de un asesinato premeditado.

Los agentes del Grupo V de Homicidios han tomado el mando de la investigación después de que dichos cuerpos fueran encontrados con signos de violencia. No se descarta tampoco la posibilidad de que alguno de los miembros del matrimonio haya quitado la vida al otro y posteriormente se haya suicidado, aunque todavía debe indagarse.

La llamada a las autoridades se ha producido aproximadamente a las 16:30 horas de esta misma tarde. Hasta allí se han desplazado patrullas de la Policía y también del SAMUR, que solo ha podido confirmar el fallecimiento de las dos personas encontradas en el suelo de su casa. Los familiares de los fallecidos han necesitado atención psicológica.

Importante no entorpecer la investigación

Para esta clase de sucesos, las autoridades piden a la ciudadanía que colabore con lo que haya podido ver o conocer, pero se frenen las especulaciones para evitar que la investigación se desacelere. El hecho de que uno de los miembros de la pareja haya podido matar a la otra persona aún no es real, y por lo tanto, se pide que no haya falsas noticias sobre la investigación hasta que todo se esclarezca.

Uno de los mayores temores que existen a día de hoy entre la opinión pública es el de las fake news en este tipo de sucesos, donde todo puede dar un giro inesperado cuando menos se espera. Un ejemplo notable fue la falsa agresión homófoba de Malasaña, donde se pasó de creer en una horrible agresión a descubrir que en realidad el denunciado había consentido prácticas sadomasoquistas.

Por casos como el expuesto anteriormente, e incluso investigaciones que han dictaminado un culpable que no era el auténtico, las autoridades solicitan que se les permita hacer su trabajo y se traten de evitar los rumores sobre determinados aspectos en la investigación, ya que pueden llegar a generar mucho ruido que entorpezca sus pesquisas.

Publicidad