Un grupo de un centenar de personas han atacado este sábado con aerosoles de pintura un autobús descubierto con un gran logotipo de Ciudadanos que iba a intentar participar en el desfile del Orgullo de Barcelona, pese a que sus organizadores han vetado la presencia de este partido en esta manifestación.

El autobús, de color naranja, circulaba por la plaza de Universidad en dirección a la Ronda de Sant Antoni y el Parallel cuando un grupo de activistas que esperaban para participar en la manifestación, convocada por algunos colectivos LGTBI en esta plaza, al margen del Pride, lo han visto.

Un centenar de personas han cortado el paso al autocar al grito de "no pasarán", mientras otros hacían pintadas con aerosoles escribiendo "fascistas", por lo que el conductor ha tenido que maniobrar y dar marcha atrás.

Los organizadores de la Pride habían vetado la presencia de Ciudadanos en este desfile por haber pactado con Vox, veto que motivó la semana pasada la dimisión del director de Relaciones Institucionales del Pride, Juan Julià, que discrepaba de esta decisión de excluir a Ciudadanos.

Una hora antes de este incidente, la portavoz de Ciudadanos, Inés Arrimadas, había tuiteado que el Pride "no puede dejarse arrastrar por sectarismos que excluyen a millones de personas, ya que se celebra para reivindicar la libertad, la diversidad y el respeto. Ciudadanos ha estado y estará siempre donde se defiendan estos valores".