Estafa a sus seguro de defunción simulando estar muerto

Publicidad

Estafa en Vigo

Se hace pasar por muerto y cobra hasta 200 mil euros de su seguro de defunción

La Policía Nacional de Vigo ha detenido a un hombre acusado de estafa por haberse dado por muerto para cobrar el seguro de su defunción.

En resumen

  • Se hizo pasar por muerto, pero estaba muy vivo
  • Un ciudadano colombiano ha sido detenido por estafar 200 mil euros a su seguro de defunción
  • La policía de Vigo le ha detenido

“Este muerto está muy vivo”. Además de una conocida comedia de finales de los años 80, es también ahora una curios historia real. La Policía Nacional de Vigo empleó meses hasta dar con los documentos que acreditan que el “fallecido” había “resucitado".

En el año 2005 la familia de este ciudadano colombiano presentó un certificado de defunción para cobrar el seguro por su fallecimiento. Se hicieron entonces con un botín que ascendía hasta los 200.000 euros, y que pagó la empresa aseguradora por su muerte. Pero el hombre no estaba muerto, sino que había regresado a su país de origen, mientras su familia disfrutaba de la indemnización.

Ha habido que esperar catorce años para conocer su “resurrección”. Al parecer, esta misma persona solicitó en 2019 asilo en España. Presentó la documentación pertinente en la comisaría de la Policía Nacional de Vigo para obtener su permiso de residencia temporal en la ciudad por razón de asilo.

Desmontaron el fraude

Tras meses de investigaciones los agentes destaparon la trama: el muerto estaba vivo.

Las comprobaciones en solicitudes de asilo en España son muy rigurosas y, aunque se demoran en ocasiones durante meses, desvelan todo el pasado del ciudadano en cuestión. Al chequear los datos de filiación del solicitante y sus huellas dactilares, supieron que correspondían con las de una persona que ya había vivido en España; él mismo.

Ahora, no solo tendrá que devolver el dinero de la indemnización recibida por parte de la empresa aseguradora, se enfrenta también a un delito de estafa por este hecho; pero la historia tiene un matiz positivo y curioso: el muerto está muy vivo. Aunque la policía lo ha estado más.

Publicidad