259

Publicidad

Elecciones en Cataluña

Gustavo, confinado y convocado a una mesa electoral en Cataluña: "Nos parece una barbaridad"

Mas de 900 personas convocadas a las mesas electorales en Cataluña para el próximo 14 de febrero se han organizado para denunciar la situación. "Es muy peligroso acudir" asegura Gustavo Pérez, portavoz del grupo.

Gustavo Pérez es promotor de una iniciativa de protesta que ya está circulando por redes. "Reclamamos que se está vulnerando nuestro derecho a la salud y a la integridad física" ha asegurado en el programa Espejo Público de Antena3 Noticias. "A todos nos parece una barbaridad. Estamos asustados".

"Ya son unas 900 personas" ha afirmado Gustavo Pérez, portavoz de un grupo de personas que se ha organizado para poner una denuncia por esta convocatoria a las mesas electorales. Son cientos de personas a las que les ha tocado ir a una mesa electoral durante la tercera ola de la pandemia del coronavirus. Se han organizado para enviar una carta al Síndic y denunciar que se les está vulnerando el derecho a la salud.

Han creado un grupo en Telegram, MembresMesa2021. Todo comenzó cuando uno de ellos expresó su indignación en Twitter y con otra persona pusieron en marcha este chat que no para de crecer. Aseguran que están indignados y que se sienten impotentes.

Algunos de los elegidos para ser componentes de las mesas electorales tienen ya una edad avanzada y no les parece seguro estar allí el día de las elecciones.

Mitines políticos

Las elecciones catalanas son el próximo 14 de febrero, no hay mucha esperanza de que para entonces haya mejorado de forma notable la pandemia y son llamativas las medidas anunciadas desde la Generalitat.

Se permitirá acudir a las urnas a quienes estén contagiados o en cuarentena por haber estado en contacto con un positivo de coronavirus. Una medida que suscita debate.

Otra medida llamativa es que se permitirá saltarse los confinamientos perimetrales por el coronavirus para acudir a mítines políticos. Es un "derecho democrático" dice Meritxell Budó, portavoz de la Generalitat.

El PSC ha calificado esta medida de "irresponsablidad". No ayuda, dicen, a mejorar la situación sanitaria de la pandemia de coronavirus en Cataluña.

Publicidad