Publicidad

Botellones

La Guardia Urbana y los Mossos desalojan a 9.000 personas que estaban haciendo botellón en las calles de Barcelona

La Guardia Urbana de Barcelona y los Mossos d'Esquadra han tenido que intervenir y desalojar a miles de personas que estaban haciendo botellones ilegales en la playa Sant Miquel y en el Paseo del Born.

La Guardia Urbana de Barcelona y los Mossos d'Esquadra han tenido mucho trabajo durante la madrugada, ya que han tenido que desalojar en Barcelona a más de 9.000 personas que participaban en concentraciones multitudinarias y botellones.

Miles de personas se han reunido formando grandes aglomeraciones para hacer botellón en distintas calles de Barcelona. Desde que cayó el estado de alarma se han producido fiestas ilegales que han terminado siendo deslojadas por la Policía, en muchas de ellas no se cumplían las distancias y las medidas de seguridad.

Entre las 22:00 horas delsábado y las 06:00 horas de este domingo, Mossos y Urbana han desalojado un total de 9.055 personas, siendo el principal punto de la capital catalana en el que se ha registrado una concentración más masiva la playa de Sant Miquel, ahí los agentes han dispersado a unas 2.000 personas.

Tres locales cerrados por incumplir el horario de apertura

El Paseo del Born y el Passeig Lluís Companys también han sido las otras dos zonas de la ciudad en las que se han producido más aglomeraciones durante la madrugada y donde la Policía ha tenido que acudir a disperar a los jóvenes. Solo el viernes se impusieron 400 denuncias a los jóvenes más reticentes que se encontraban en el Paseo del Born.

Urbana y Mossos también han inspeccionado y cerrado tres locales por incumplir el horario de apertura, permitido hasta las 23.00 horas.

El intendente mayor de la Guardia Urbana, Ricardo Salas, ha recordado que las personas pueden salir a la calle ya que no hay toque de queda nocturno ni limitación de la movilidad, pero ha insistido en que se deben cumplir las medidas sanitarias.

Publicidad