Embarcaciones

La Guardia Civil rescata una embarcación en Badalona con tres personas por riesgo de colisión

La embarcación había sufrido una avería y presentaba un riesgo de colisión inminente.

En resumen
  • Afortunadamente, no hubo que lamentar heridos.

Publicidad

La Guardia Civil rescató el pasado miércoles 28 de julio a 3 personas de una embarcación en riesgo de colisión. La lancha sufrió una avería mecánica y quedó a la deriva sometida a un fuerte oleaje. Esto puso la vida de los integrantes en peligro, ya que se dirigían hacia un rompiente rocoso. En consecuencia, la dotación de la patrullera M-29 'Santa Eulalia' del Servicio Marítimo Provincial de la Guardia Civil de Barcelona y los bomberos de Barcelona procedieron a recatar la embarcación y a sus tripulantes.

Salvamento Marítimo alertó de lo que ocurría a la base de atraque del Servicio Marítimo de la Guardia Civil, quienes enviaron una unidad al lugar de los hechos con urgencia, ya que los tripulantes comunicaron la situación de peligrosidad en la que se encontraban en ese momento.

Un rescate complicado

Cuando la patrullera de la Guardia Civil llegó a la playa de Badalona en la que estaba la embarcación, de 6 metros de eslora, comprobó que en su interior había 3 personas equipadas con chalecos salvavidas. Además, se percataron de que los tripulantes pudieron fondearla con el ancla, impidiendo así que las olas les empujaran hacia las rocas. Algo que los mantenía un poco más seguros hasta que llegaran los servicios de emergencias a socorrerles.

En el momento del rescate, el estado de la mar no fue el más óptimo, ya que había marejada, viento de fuerza 4 (aproximadamente 15-20 nudos) y en una zona rompiente. Por todo esto, la situación era peligrosa para los integrantes de la embarcación. La patrullera decidió realizar un remolque de fortuna, apareciendo en ese momento una embarcación de bomberos de Barcelona que, junto a buceadores, se acercaron a la lancha averiada consiguiendo sujetarla con un cabo de remolque.

La patrullera de la Guardia Civil se aproximó a la embarcación de bomberos, recibiendo el otro extremo del cabo de remolque, haciéndole firme a la propia patrullera e iniciando una maniobra de extrema dificultad para conseguir retirar la embarcación de la zona de peligro en la que se encontraba.

Finalmente, la Guardia Civil remolcó la embarcación hasta el puerto de Badalona con un cuidado extremo. Gracias a esta operación no hubo que lamentar ningún daño personal.

Publicidad