Caso Marta Calvo

La Guardia Civil busca el cuerpo de Marta Calvo en una cantera cercana al municipio de Manuel, Valencia

La Guardia Civil ha reanudado la búsqueda del cuerpo de Marta Calvo, la joven de 25 años la que se perdió la pista hace 2 años y que su asesino confeso aseguró que descuartizó. Los agentes se han apoyado en el rastreo de la geoposición del autor de la desaparición.

Publicidad

Los trabajos para encontrar el cuerpo de Marta Calvo siguen su curso. La Guardia Civil ha reanudado una jornada más las labores de búsqueda del cuerpo sin vida de la joven desaparecida hace casi 2 años y se centra ahora en una cantera situada en el término municipal de Castelló (antiguamente Villanueva de Castellón).

Los agentes perimetraron el pasado martes una nueva zona del término municipal la localidad valenciana de Manuel, entre Játiva y Alzira, lugar donde se perdió la pista de Marta Calvo a finales de 2019, según el rastreo del móvil del autor confeso de la desaparición, Jorge Ignacio P.J., que permanece en prisión preventiva desde diciembre de 2019.

Fuentes de la investigación han confirmado a Efe que están trabajando de nuevo en el caso de Marta Calvo para hallar su cuerpo un total de 40 agentes procedentes de la Unidad Central Operativa (UCO), la Unidad de Seguridad Ciudadana de Comandancia (USECIC), el Grupo de Rescate Especial de Intervención en Montaña (GREIM), el grupo de homicidios y brigadas forestales, con ayuda de la unidad canina.

Geoposicionamiento

La investigación del caso Mart Calvo se centra en las últimas horas en esta zona porque a los agentes les consta que Jorge Ignacio P.J. estuvo en esas zonas concretas de Manuel, pese a no referirse a ellas en su declaración. Los agentes confían en que la inspección de estos lugares aporte nuevas pistas para localizar definitivamente el cuerpo de Marta Calvo.

El hilo del que tira ahora la Guardia Civil es el posicionamiento del móvil del sospechoso y los lugares en los que estuvo cuando ocurrieron los hechos. Por eso, este motivo, el operativo se centró este pasado miércoles en el paraje natural La Fuente Amarga y este jueves se han desplazado hasta la cantera de Castelló, en las cercanías de Manuel.

En diciembre de 2019, el asesino confeso de Marta Calvo afirmó que la había descuartizado y, posteriormente, tirado las partes del cuerpo de la mujer de 25 años por diferentes contenedores. El varón, que entonces tenía 38 años, tiene antecedentes delictivos.

Un informe posterior de la Guardia Civil, tras coger declaración de otras mujeres, aseguró que el acusado introducía bolas de cocaína en las zonas íntimas y medicamentos en la bebida para doblegar su voluntad.

Publicidad