EN VALENCIA

La Guardia Civil asalta y encañona por error a una madre y su hijo en su casa de Manises

Al llegar a la vivienda, los agentes tumbaron la puerta, inmovilizaron a la pareja y les apuntaron con el arma. Fue un error de la Guardia Civil, que se equivocó de dirección.

Detienen a una mujer por una presunta estafa de 113.000 euros a la discapacitada que cuidaba

Publicidad

La Guardia Civil ha asaltado por error el piso de una familia en Manises, donde se encontraban una madre y su hijo. Al llegar a la vivienda, han tumbado la puerta, han inmovilizado a una pareja y les han encañonado. Fue un error de los agentes, que se equivocaron de dirección.

"Me encontré con un montón de hombres que subían corriendo por la escalera, vestidos de negro con cascos y metralletas, o pistolones o yo qué sé, que de eso no entiendo. Me asusté muchísimo. El primero me empujó contra un jarrón y me arrinconó, con el pistolón ese apuntándome. Grité, desesperada y muy asustada: '¿Quiénes sois y qué queréis, que os lo doy? ¿Quiénes sois?'", relata al diario El Levante la mujer asaltada por error.

Al darse cuenta del error los agentes abandonaron el inmueble y se marcharon hacia la otra escalera del edificio, donde sí dieron con la persona que buscaban. Se trataba de un sospechoso por tráfico de drogas.

La Guardia Civil ha asaltado por error el piso de una familia en Manises, donde se encontraban una madre y su hijo. Al llegar a la vivienda, han tumbado la puerta, han inmovilizado a una pareja y les han encañonado. Fue un error de los agentes, que se equivocaron de dirección.

"Me encontré con un montón de hombres que subían corriendo por la escalera, vestidos de negro con cascos y metralletas, o pistolones o yo qué sé, que de eso no entiendo. Me asusté muchísimo. El primero me empujó contra un jarrón y me arrinconó, con el pistolón ese apuntándome. Grité, desesperada y muy asustada: '¿Quiénes sois y qué queréis, que os lo doy? ¿Quiénes sois?'", relata al diario El Levante la mujer asaltada por error.

Al darse cuenta del error los agentes abandonaron el inmueble y se marcharon hacia la otra escalera del edificio, donde sí dieron con la persona que buscaban. Se trataba de un sospechoso por tráfico de drogas.

Publicidad