Publicidad

Coronavirus

El gran reto que superaron los hospitales españoles produciendo más oxígeno en el pico de la pandemia de coronavirus

La pandemia de coronavirus conllevó una nueva demanda para la que los hospitales españoles no estaban preparados: más oxígeno. Tuvieron que cambiar sus infraestructuras en tiempo rércord para poder salvar vidas.

Cuando era imposible respirar, cuando administrar oxígeno era esencial para seguir viviendo... En los hospitales hubo que multiplicar por 3 su uso para poder abastecer a todos los infectados. De una manera similar a lo que se está viviendo en la India, aunque mucho menos grave, en España hizo falta de repente una mayor cantidad de oxígeno.

Durante las épocas más complicadas de la pandemia, fue tal la cantidad de oxígeno necesaria para los pacientes que las tuberías se quedaron prácticamente congeladas. Por eso, los ingenieros tuvieron que instalar un sistema de duchas de agua caliente para que así pudieran seguir funcionando.

Por eso, el gran reto para ellos fue adaptar las plantas de oxígeno en el momento más crítico. "La instalación no estaba preparada para abastecer tanta cantidad de demanda", explica Julián Rodríguez Fernández, jefe de sección de instalaciones del Hospital 12 de Octubre de Madrid, y añade que tuvieron que "hacer nuevas instalaciones desde la parte de ingeniería para poder garantizar la presión".

En circunstancias normales los tanques se rellenan una vez a la semana y cuando estalló la pandemia hubo que hacerlo cada dos días, tal y como explica Juan Bautista Godoy, jefe de ingeniería del Hospital 12 de Octubre.

Un proceso complejo

Es un proceso muy delicado que requiere una supervisión constante. Desde el centro de control se regulan todas las instalaciones. Si hubiera alguna incidencia en alguna de las plantas, los profesionales serían los primeros en saberlo y podrían actuar desde ahí.

Las tripas del hospital también han sufrido modificaciones, desde la planta de frío hasta las calderas, un engranaje que debe funcionar para seguir salvando vidas.

Publicidad