Las cámaras de seguridad del Albergue de animales de Oviedo han grabado el triste momento en el que un hombre abandona a su perro a las puertas del recinto.

Tal y como se puede ver en las imágenes, un hombre ató a las puertas del recinto a Mauricio, nombre con el que se conoce al pastor alemán de año y medio abandonado.

Desde la protectora describen a Mauricio como un perro "maravilloso, muy joven, afable y cariñoso al que ni su corta edad ni su raza le ha preservado de ser abandonado".

Ahora piden ayuda tanto para encontrar al autor del delito de abandono como para encontrar un hogar para Mauricio con unas personas que le quieran y no vuelvan a dejarle solo.