120.00

Publicidad

Caso Juen

El Gobierno andaluz fija la sanción de 300.001 euros al dueño de la finca de Totalán donde murió Julen

Julen, de dos años, cayó en un pozo ilegal de 107 metros de profundidad en 2019 y durante 13 días las labores de búsqueda que acabaron en un fatídico desenlace.

La Junta de Andalucía aprueba este martes la sanción económica que deberá abonar el dueño de la finca de Totalán, en Málaga, donde murió Julen al caer a un pozo ilegal en enero de 2019.

La multa ascendería 300.001 euros por una infracción muy grave sobre seguridad minera al dueño de la finca, que se declaró culpable hace siete meses al fin del juicio por el fallecimiento de Julen.

Así lo ha comunicado Elías Bendodo, consejero de Presidencia, en la rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno de Andalucía, asegurando que la intención del Gobierno andaluz es que se ejecute la sanción.

Julen, un niño de dos años, cayó a un pozo ilegal en una finca el 13 de enero de 2019 y durante 13 días se llevaron a cabo las labores de rescate hasta encontrar el cuerpo sin vida del pequeño. 13 días de trabajos por parte de la Brigada de Salvamento Minero, que se desplazó desde Asturias. El pequeño se precipitó por un pozo de 25 centímetros de diámetro y 107 metros de profundidad

Para la empresa que hizo la perforación se le sancionará con 30.001, aunque será ratificada en un procedimiento paralelo.

El coste de todo este proceso le supuso a la Junta de Andalucía unos 700.000 euros donde incluía maquinaria para hacer túneles paralelos por donde cayó el pequeño Julen, turnos 24/7 de cien personas, vigilancia, control de tráfico y combustible.

Publicidad