La Generalitat trasladó la noche del lunes a la treintena de menores no acompañados que estaban en el 'esplai' Cal Ganxo de Castelldefels (Barcelona) a otro centro fuera del municipio, según han informado a fuentes municipales.

El traslado se produjo horas después de que el secretario de Igualdad, Migraciones y Ciudadanía del Govern, Oriol Amorós, dijera en rueda de prensa que los ataques ocurridos este fin de semana no "acelerarán un segundo" ni retrasarían el traslado de los menores, previsto para mediados de marzo ya que la de Castelldefels era una ubicación provisional.

El municipio vivió la tarde del lunes dos manifestaciones de apoyo y rechazo a los menores, después de los ataques al centro protagonizados por un grupo de unos 25 y unos 60 jóvenes ocurridos el sábado y el domingo, respectivamente.