38.997167

Publicidad

Confinamiento Ourense

La Xunta decreta el cierre de O Carballiño, O Irixo y Boborás, en Ourense, por el aumento de casos de coronavirus

Los tres municipios de O Carballiño, O Irixo y Boborás se suman a otros dos y ya son cinco los ayuntamientos de Ourense que cuentan con un confinamiento perimetral por el coronavirus.

En resumen

Las primeras horas del inicio de la restricción de movilidad en los municipios de Ourense de O Carballiño, O Irixo y Boborás debido a la situación del coronavirus han transcurrido con normalidad y no han cogido por sorpresa a sus respectivos vecinos que en mayor o menor medida "lo veían venir".

En el caso de O Carballiño por el incremento de los contagios que este miércoles situaban la cifra en 163 para sus 14.000 habitantes, una de las más altas de la Comunidad Autónoma. Mientras, los otros dos ayuntamientos, señalaban que la medida se ha tomado "por la estrecha relación" con la cabeza de comarca, O Carballiño. Así pues, Boborás tiene 19 casos contabilizados mientras que Irixo ocho, por lo que el regidor declaraba que "no es la misma situación que O Carballiño y sin embargo es la misma medida".

En el resto de la comarca la cifra por ayuntamientos no pasa de los cinco contagios. Así pues, los alcaldes han mantenido que se han establecido las medidas necesarias y que confían en la decisión de los responsables sanitarios, declaraciones que ratifican este jueves tras las primeras horas de las restricciones.

Las calles de O Carballiño ya llevaban días en las que se notaba menos afluencia debido a que era uno de los pocos ayuntamientos que se encontraba en fase 3, lo cual restringía el consumo en la hostelería que es el empleo mayoritario del municipio.

Con las nuevas medidas se ha aceptado con resignación y hay muchos locales que ya no han abierto tanto por encontrar casos de coronavirus entre su plantilla como por ejemplo, en el caso de bares y cafeterías, "solo con terrazas y ahora sin vecinos de otros ayuntamientos... no nos compensa".

Controles de acceso

Sobre los refuerzos en los controles de acceso tanto a O Carballiño como O Irixo y Boborás, a primera hora de la mañana de este jueves --las restricciones entraron en vigor a las 00,00 horas-- se han situado en las salidas en dirección Santiago de Compostela y en la autovía de acceso a Ourense.

No obstante, a medida que pasaron las horas, estos dos accesos se han quedado sin controles, que se han trasladado a las carreteras secundarias que llevan a la provincia de Pontevedra, en la salida de los límites tanto de O Irixo como de Boborás.

Publicidad