22.997167

Publicidad

Coronavirus

Galicia contempla multas superiores a los 120.000 euros a los casos de coronavirus que incumplan el confinamiento

En 120.202,42 euros ha situado la Xunta de Galicia la multa más cuantiosa para todos aquellos casos positivos por coronavirus, que se salten el confinamiento obligatorio.

En resumen
  • Las infracciones leves van de 3.000 a 6010,12 euros
  • Las multas del grado medio oscilan entre y 6.010, 12 y 15.025, 30 euros
  • Es la horquilla de delitos más graves la que puede superar los más de 120.000 euros

Galicia sancionará hasta con 120.202,42 euros el incumplimiento de las cuarentenas marcadas por la pandemia del coronavirus en caso del grado máximo de incumplimiento, castigo que en su grado mínimo será de 3.005,07 euros.

El Diario Oficial de Galicia ha publicado las multas aplicables a todo aquel que incumpla las medidas contra el coronavirus. Las sanciones en caso de que la persona que no acate la obligación de confinamiento estando contagiada por Covid-19, pero no haya existido contacto estrecho o relación con otros van desde los 3.000 euros hasta 6.010,12.

En cuanto a los grados medio y máximo de estas multas cabe decir, que el medio sería aquel en el que ya haya alteración sanitaria probada, y entonces la cantidad iría desde los 6.010,13 euros a los 10.517,71; o de 10.517,72 a 15.025,30 en la escala superior. Ya si hay riesgos sanitarios graves, la horquilla iría desde 15.025,31 a 120.202,42 euros.

El DOGA estipula textualmente que tienen la consideración de circunstancias agravantes la "grave alteración sanitaria y social" y el "número de personas afectadas" en supuestos de asistencia a eventos sociales multitudinarios, fiestas o celebraciones. También a establecimientos abiertos al público.

Igualmente, si los sancionados realizasen actividades que impliquen la existencia de aglomeraciones, o si son reincidentes en este tipo de acciones. Aparte, serán circunstancias agravantes el contacto estrecho con personas de carácter vulnerable y los prejuicios causados en caso de que la desobediencia provoque el cierre de actividades o de establecimientos.

Publicidad