120.00

Publicidad

Coronavirus

Un gaiteiro tocará a diario desde la torre de la Catedral de Ourense como homenaje a las víctimas del coronavirus

Se trata de un homenaje a los que se han llevado el peor de los impactos de la pandemia de coronavirus. Un gaiteiro hará sonar su tradicional instrumento, la gaita gallega, desde un sitio emblemático. Se subirá a diario a la torre de la Catedral de Ourense y desde allí le dedicará su música.

En resumen

  • Un gaiteiro tocará desde la torre de la Catedral de Ourense en honor a las víctimas del coronavirus
  • El 'Gaiteiro de la Catedral de Ourense' es el primer homenaje permanente del mundo
  • El músico, Bieito Romero, líder del grupo folk gallego Luar na Lubre, inicia esta cita diaria
  • Los gaiteiros lucirán una capa diseñada por Adolfo Domínguez

Será una cita diaria. Un gaiteiro subirá cada día a una torre de la Catedral de Ourense para rendir un homenaje musical a todas las víctimas del coronavirus. Se trata de una iniciativa solidaria promovida por la Diputación Provincial de Ourense, el Obispado y la Catedral de San Martiño, que tendrá lugar los 365 del año a la misma hora, a las 11:30 horas, en recuerdo del 11 de marzo de 2020, fecha en la que la OMS declaró la pandemia mundial del coronavirus.

El 'Gaiteiro de la Catedral de San Martiño'

El 'Gaiteiro de la Catedral' será el primer homenaje mundial permanente a las víctimas y al personal esencial que desarrolló su labor durante la crisis. El músico Bieito Romero, líder del grupo folk gallego Luar na Lubre, será quien inicie esta tradición. Interpretará dos minutos de la pieza “Ourense no solpor”, del compositor Manuel de Dios, el himno oficial de la provincia de Ourense.

En las siguientes jornadas, gaiteiros de diferentes colectivos folclóricos, musicales y culturales, continuarán con este homenaje. Los gaiteiros participantes irán ataviados con la capa que la empresa ourensana Adolfo Domínguez diseñó y confeccionó, en lana negra, para este acto.

Todos recibirán un pergamino acreditativo cuyo texto hace referencia al carácter perpetuo del acto, haciendo constar además que la provincia de Ourense rinde este homenaje “a la concordia de los pueblos del mundo, el mejor sentimiento que alberga la convivencia humana, recordando la solidaridad que nos une frente a la pandemia del coronavirus”.

Publicidad