Final de la Liga de las Naciones de la UEFA

Gabriel Rufián siembra la polémica con un tuit sobre el España-Francia en el que incluye al juez Llarena

En su estilo habitual, el portavoz de ERC en el Congreso no ha dejado pasar el revuelo formado en redes sociales por el polémico gol de Kylian Mbappé para atacar a la Justicia.

En resumen
Gabriel Rufián siempre la polémica con un tuit sobre el España-Francia en el que incluye al juez Llarena

Publicidad

El polémico gol de Kylian Mbappé con el que Francia se impuso a la Selección de fútbol de España por 2-1 en la final de la Liga de las Naciones de la UEFA ha tenido también su eco en la política nacional. Gabriel Rufián, portavoz de ERC en el Congreso, aprovechó -fiel a su estilo- el revuelo armado por el tanto de Kylian Mbappé para 'caldear' todavía más las redes sociales.

Mientras los espectadores asistían incrédulos a la validación del gol, en aparente fuera de juego, del delantero francés, Rufián escribió en Twitter: "ÚLTIMA HORA | Llarena emite una euroorden de detención para el linier del España-Francia".

Rufián aprovechó el fútbol para lanzar un dardo contra el juez Pablo Llarena, que instruye la causa contra el expresident de Cataluña Carles Puigdemont. El magistrado pidió el pasado 4 de octubre al Tribunal de Apelación de Sassari (Italia) que ejecutase la euroorden contra los eurodiputados Clara Ponsatí y Antoni Comín, que estaban allí acompañando al líder independentista.

"Ridículo internacional"

La portavoz del Govern, Patrícia Plaja, destacó la semana pasada el "ridículo internacional de la justicia española" tras el nuevo intento de extraditar a España al expresidente catalán Carles Puigdemont.

La Justicia italiana pospuso lunes 4 de octubre el proceso sobre la entrega de Puigdemont hasta que la Corte europea de Justicia se pronunciase sobre su inmunidad y sobre la cuestión prejudicial presentada por el magistrado español Pablo Llarena.

Plaja "celebró" que Puigdemont quedase libre tras comparecer ante el Tribunal de Apelación de Sassari (Italia), pese a que Llarena había pedido su entrega a España, al considerar que la cuestión prejudicial no suspende la euroorden.

Después de ser detenido el pasado 23 de septiembre tras aterrizar en la isla de Cerdeña, Puigdemont fue puesto en libertad 24 horas más tarde, en lo que según Plaja se convirtió en un nuevo episodio de "descrédito europeo" del Estado español.

Publicidad