Crisis de la vivienda

Los funcionarios destinados a Ibiza y Formentera no pueden pagar el alquiler: "Malvivimos en un coche"

Los funcionarios destinados a Ibiza o Formentera denuncian la situación en la que viven empleando "técnicas de pobreza" para poder llegar a fin de mes. Durante los meses próximos al verano resulta imposible encontrar pisos asequibles en estas islas.

Publicidad

Se acerca el verano y los alquileres de las viviendas en Ibiza y Formentera no paran de subir de precio. Por debajo de los 2.000 euros resulta imposible encontrar alguna vivienda y los funcionarios destinados a estas islas son los que más padecen las consecuencias de los altos precios de los alquileres.

Sanitarios, profesores o cuerpos de las Fuerzas de Seguridad, entre otros gremios de funcionarios, tienen que vivir "forzosamente" en Ibiza o Formentera para trabajar y se encuentran con ofertas de todo tipo: desde 500 euros por vivir en un balcón hasta 300 euros por un colchón en un salón sin derecho a emplear ni baño ni cocina, según informa 'ABC'.

"No te queda otra" que "malvivir"

Además, el verano agrava aún más esta situación, pues prefieren especular alquilando las viviendas solamente desde octubre a mayo porque es en la época estival en la que los propietarios pueden recaudar más dinero.

Un funcionario asegura que "no te queda otra que utilizar técnicas de pobreza". Muchos empleados públicos se trasladan a vivir a caravanas o incluso se ven obligados a compartir camas cambiándose los turnos.

"Si no quieres gastarte todos tus ahorros no te queda otra que quedarte malviviendo en un coche, en una furgoneta o donde puedas", dice este funcionario. Otros duermen en los asientos de los coches o incorporan sus propias camas con colchonetas dentro del vehículo, por lo que la situación es precaria.

Desde la asociación profesional Justicia Guardia Civil (JUCIL) alertan que por "una habitación compartida, en la que cuando uno trabaja el otro duerme" les piden "600 euros".

Los empleados públicos que viven en Ibiza y Formentera ya se han manifestado en varias ocasiones, exigiéndole al Govern balear que se actualice el plus de insularidad. La última protesta tuvo lugar el pasado sábado frente a la Casa del Mar en Ibiza, organizada por la Plataforma por la Igualdad de los Servicios Públicos (UNISEOP). Piden las mismas indemnizaciones que en Canarias, pues Víctor Villatoro (ANPE Baleares) manifiesta que se les pagan "400 euros más al mes a estos profesionales, no 12 como en Baleares".

Publicidad