181.013167

Publicidad

Temporal

Fuertes inundaciones en Valencia y Málaga obliga a cancelar las clases a miles de estudiantes

El temporal ha provocado fuertes inundaciones en diferentes puntos de la geografía española que se ha saldado con graves destrozos en municipio como Benifaió y Ardales.

Las fuertes precipitaciones han vuelto a dejar inundaciones en diferentes puntos de la Comunidad Valenciana y Málaga y ahora, toca comenzar las labores de limpieza. Algunas casas de Benifaió, en Valencia.

En la Comunidad Valenciana se han tenido que cancelar las clases a más de 21.000 alumnos por las fuertes lluvias. Y también Renfe ha programado planes alternativos por carretera para los trayectos afectados como consecuencia del temporal de lluvias que ha causado la interrupción del tráfico ferroviario, por inundación de las vías, en el tramo comprendido entre las estaciones de Silla y Benifaió.

Tras haber dejado registros máximos de 309 litros por metro cuadrado acumulados en Riola-Sueca, además de provocar inundaciones de bajos en poblaciones de la comarca de la Ribera y en algunos barrios de la ciudad de Valencia, como el Cabanyal.

Un total de 22 carreteras han sufrido cortes por inundaciones de la calzada, incluidas vías principales como las autovías A7, AP7 y A3, y otras seis de la red autonómica han registrado desprendimientos.

Según la asociación valenciana de meteorología Avamet citada por la Generalitat, en las últimas cuatro horas en Benifaió han caído 228 l/m2, en Riola 197.6, en Almussafes 186.4 y en Montserrat 185.

En la ciudad de Valencia la tormenta de este jueves ha sido la precipitación más intensa registrada en un mes de noviembre y el segundo mayor desde 1980, con 61.1 l/m2 en una hora, lo que ha provocado inundaciones de calles y bajos en el barrio del Cabanyal, donde los vecinos se han visto obligados a achicar agua con pozales ya que el agua alcanzó varios palmos de altura.

Precipitaciones en Málaga

Las fuertes precipitaciones también han caído en Ardales, Málaga, donde se ha suspendido la clases por alerta naranja. El alcalde del municipio, Juan Alberto Naranjo, ha indicado que el pueblo está "destrozado después de haber caído 200 litros por metro cuadrado" hasta las seis de la mañana de este viernes.

"Eso es lo que hemos contabilizado nosotros, es un desastre, por eso hemos suspendido las clases para que el menor número de personas salga a la calle", ha señalado.

Naranjo ha lamentado que "aún no nos habíamos recuperado del temporal de 2018, habíamos terminado de arreglar cosas y ahora otra vez están destrozadas", ha lamentado Naranjo,

Publicidad