DANA

Una fuerte granizada deja inoperativa una pista del aeropuerto del Prat en Barcelona

Los efectos del temporal se están dejando notar en el país hasta el punto de que esta madrugada una fuerte granizada ha dejado inoperativa una pista del aeropuerto de El Prat y ha generado retrasos y desvíos en los vuelos

Fuertes granizadas en España por la DANA

Publicidad

Los efectos del temporal que está sufriendo el país a causa de la primera DANA del año están generando grandes problemas de acceso a diversos puntos del país. También fuertes lluvias e incluso granizadas como la ocurrida a primera hora de la mañana de este jueves en El Prat, el aeropuerto de Barcelona, que ha dejado al menos una pista inoperativa durante casi una hora.

Retrasos y vuelos desviados. Esta es la realidad con la que los viajeros que han acudido al aeropuerto de la ciudad condal se han encontrado esta mañana. Y no sólo eso. Cuatro vuelos cuyo destino era Barcelona han tenido que ser desviados a otras ciudades dada la situación meteorológica que está viviendo el lugar. Dos de ellos transportaban pasajeros, uno era de mercancías y otro era privado.

Por el momento no se tienen datos concretos de hasta qué punto ha podido perjudicar la gran tromba de granizo que ha caído sobre una de las pistas, pero los operarios están tratando de recuperar la normalidad cuanto antes con el fin de que este acontecimiento climático afecte lo menos posible al tráfico aéreo.

Al parecer, según han informado a la agencia de noticias, la pista más afectada es la del mar, que ha estado completamente inoperativa unos 40 minutos, y la previsión es que empiece a funcionar de manera progresiva a medida que se retira la acumulación de granizo.

Las otras dos pistas han resultado también afectadas, aunque en menor medida, por el episodio de granizo que se ha registrado en toda la comarca del Baix Llobregat.

Finalmente, tras la retirada de granizo de forma mecánica [no se podía emplear sal al no ser útil] la operación de limpieza se ha podido realizar y se ha regresado a la normalidad.

Publicidad