Publicidad

Niñas desaparecidas en Tenerife

El fondo rocoso y la basura dificultan la búsqueda del buque Ángeles Alvariño en el caso de las niñas desaparecidas en Tenerife

La búsqueda de pistas en el mar en el caso de la desaparición de las niñas de Tenerife no es fácil. El robot del buque "Ángeles Alvariño" tiene serias dificultades debido a las rocas y a la basura.

Anna y Olivia llevan más de un mes desaparecidas. Nada se sabe de ellas desde que su padre, Tomás Gimeno, las recogió. La búsqueda de las niñas desaparecidas en Tenerife es incansable por tierra, aire y mar. El buque oceanográfico Ángeles Alvariño tiene la misión de encontrar pistas en el Atlántico y la tarea no es fácil.

El robot baja a 1800 metros de profundidad

El robot submarino ha alcanzado los 1.800 metros de profundidad buscando indicios que lleven al paradero de las pequeñas Anna y Olivia, desaparecidas desde el pasado 27 de abril en Tenerife. Desde esa fecha, nada se sabe de las niñas ni de su padre, Tomás Gimeno, al que se le vio por última vez saliendo en su barco desde la Marina de Santa Cruz de Tenerife. Las cámaras de seguridad del muelle captaron el momento en el que Gimeno cargaba lo que parecían bolsas y maletas en su lancha.

'Barrer' 10 millas cuadradas

El buque oceanográfico Ángeles Alvariño lleva cuatro días de intensa búsqueda en un área de unas 10 millas cuadradas. La embarcación lleva a bordo un sónar de barrido lateral y un robot submarino que se encargan de analizar las profundidades. Pero aún no se ha encontrado ninguna pista sobre el caso. El robot ha operado cada vez que han detectado "algo extraño" o que se sale de los "parámetros normales", bajando hasta una profundidad de 1.800 metros para buscar alguna pista que pudiera llevar al paradero de Anna y Olivia.

Una operación difícil porque tiene que sortear la complicada orografía volcánica de los fondos submarinos de la isla, llenos de zonas rocosas y precipicios. Las dudas que en algún momento se han suscitado por las detecciones del sonar obedecen, por el momento, a protuberancias del suelo submarino, bien sean rocas o incluso basura depositada en el lecho marino, pero nada relacionado con el caso.

Publicidad