El alcalde de Cofrentes, un pueblo de Valencia de poco más de mil habitantes,quiere frenar la despoblación y ofrece ayudas, como un cheque bebé de tres mil euros por cada nacimiento.

Ahora, la ayuda se extiende y ofrecen mil euros para congelar el cordón umbilical de los bebés. Un tercio de los padres ya se ha acogido a esta medida