La Fiscalía de Málaga considera que no es necesario aumentar el número de investigados por la muerte de Julen, el niño de dos años que se cayó a un pozo en una finca de Totalán, después de conocerse el informe definitivo de la autopsia, según recoge el periodista Juan Cano en 'Diario Sur'.

Este informe indica que el niño murió por la caída en el agujero y descarta que en su fallecimiento incidiera la acción de una piqueta usada en las labores de rescate, tal y como defendía un informe presentado por la defensa de David Serrano, el dueño de la finca y el único investigado en el caso.

La Fiscalía ha tomado esta decisión precisamente después de que David Serrano pidiera que se interrogara a algunos participantes en el rescate haciendo alusión al informe presentado por su defensa.

Sin embargo, al descartarse este supuesto en la autopsia definitiva, el Mnisterio Público rechaza que se amplíe el número de investigados.

También te puede interesar...

Los padres de Julen, sobre la autopsia: "Dentro de todo el dolor, sentimos un poco de alivio"

Informe final de la autopsia de Julen: murió por los golpes sufridos durante la caída

Los padres de Julen: "Felices no vamos a poder ser nunca, pero amor y cariño no nos va a faltar"