Fernando Simón en rueda de prensa

Publicidad

Coronavirus

Fernando Simón advierte de que ninguna comunidad tiene datos de coronavirus que garanticen el control de la pandemia

Fernando Simón, director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, confía en que España esté en el inicio de una fase de cierta estabilización en los últimos datos del coronavirus en España, con 270 casos por 100.00 habitantes.

En resumen

El director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, dice que se aprecia cierta estabilización en los últimos datos del coronavirus en España, con 270 casos por 100.00 habitantes, con mucha variación por cada zona. Destaca Navarra con 800 casos. De acuerdo a esos últimos datos 34 provincias e islas están en fase de estabilización o descenso. En cuanto a las camas ocupadas por enfermos de coronavirus la media está en 9,8% y más del 19% de las de UCI. Se están haciendo 1.612 pruebas por cada 100.000 habitantes.

Simón valora que "en ninguna zona de España se está donde nos gustaría estar, que sería 50 casos por 100.000 habitantes, para garantizar el control de la pandemia, con margen de reacción suficiente". Además, en general Europa está incrementando los casos en casi todos los países, lo que añade preocupación.

Plan con indicadores comunes para todos

El Ministerio de Sanidad está trabajando en un plan de 'Actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de COVID-19' que establece cuatro niveles de alerta con unas medidas mínimas, proporcionales al nivel de riesgo de transmisión en cada comunidad autónoma, adaptables según la situación y el contexto de cada región. Propone indicadores básicos comunes en el Sistema Nacional de Salud que "permitan realizar una evaluación en cada territorio, dirigida a detectar niveles de riesgo para la población". En esta evaluación, se tendrían en cuenta los indicadores relativos a la situación epidemiológica, la capacidad asistencial y la capacidad de salud pública, las características y vulnerabilidad de la población susceptible expuesta y la posibilidad de adoptar medidas de prevención y control, como son las medidas no farmacológicas con intervenciones parciales o completas que afecten a parte o todo el territorio evaluado.

Plan común, análisis en cada caso

En todo caso, Sanidad puntualiza que "siempre se hará una valoración individualizada de la situación de la CCAA y se tendrán en cuenta otros posibles indicadores, incluidos los cualitativos". "Para determinar el nivel de riesgo de un territorio, los indicadores deben interpretarse siempre de forma dinámica y tanto la tendencia como la velocidad de cambio deben tener un peso en esta valoración", apostilla.

Colaboración

Cada nivel de alerta lleva asociado una serie de medidas a implantar. La decisión sobre qué medidas y cuándo aplicarlas será tomada por las comunidades autónomas y se pondrá en conocimiento del Ministerio de Sanidad. Las comunidades autónomas, en coordinación con el Ministerio, revisarán de manera periódica la situación epidemiológica para valorar, mantener o modificar el nivel de alerta y las medidas aplicadas. El documento señala que cada comunidad deberá vigilar los indicadores de sus territorios y fortalecer las capacidades de respuesta en la zona afectada, "con especial atención en entornos socio-sanitarios, incluyendo protocolos de vigilancia en estos ámbitos y de atención a población vulnerable desde Atención Primaria. "Todo ello sin perjuicio de que el Ministerio de Sanidad pueda proponer recomendaciones en cada una de las comunidades autónomas, en colaboración, y en territorios concretos. Estas medidas podrán ser revisadas y modificadas a medida que haya disponible mayor evidencia científica sobre su efectividad, así como mayor conocimiento de COVID-19", sostiene Sanidad.

Publicidad