Imagen de archivo de una persona caminando bajo la lluvia

Publicidad

Tiempo

Febrero se despide con la sexta borrasca del año, Karim dejará fuertes rachas de viento, oleaje, lluvias y frío

La borrasca Karim se notará desde hoy en el norte peninsular y en Galicia y en el resto del país desde el sábado, cuando ya todo el territorio se verá afectado por las fuertes rachas de viento, el oleaje y el descenso de temperaturas.

El invierno se resiste a marcharse sin una nueva borrasca, Karim llega a la península y dejará un fuerte temporal de viento, con rachas cercana a los 100 kilómetros por hora, oleaje e intensas lluvias en gran parte del país, con mayor incidencia en el norte peninsular y Galicia.

Se trata de la sexta borrasca en 2021 y se encuentra ubicada en estos momentos en el Atlántico norte, entre el sur de Islandia y el oeste de las Islas Británicas. Su presencia se notará notablemente en el norte del país y en Galicia hoy viernes, pero habrá otras zonas del país que tendrán que esperar al sábado para decir adiós al buen tiempo y las temperaturas altas para la época del año.

Galicia mantiene activado para el viernes los avisos naranjas (riesgo importante) por fenómenos costeros y rachas de viento de hasta 100 km/h, que se extenderán paulatinamente a lo largo de la jornada del sábado con viento del sur y que afectarán a zonas del oeste y el norte del país, sobre todo en áreas de montaña.

Las lluvias también llegarán a las Islas Canarias con más intensidad en el norte y oeste de las islas más occidentales. A partir del domingo se prevé "un cambio del tiempo" con fuertes lluvias y viento que se extenderán ya prácticamente por todo el país, dejando gran inestabilidad sobre todo en la franja central peninsular.

Las temperaturas se desplomarán este domingo excepto en el litoral mediterráneo, donde se esperan pocos cambios o un ascenso, mientras que las nocturnas descenderán en la vertiente atlántica peninsular y subirán en el resto, con heladas en zonas montañosas de la mitad norte.

Ese día, la cotas de nieve bajarán hasta unos 1.000 metros o inferiores en la cordillera Cantábrica y sistema Central y en los Pirineos se situará en unos 1.600/1.800 metros.

Publicidad