33.002500

Publicidad

Residencia LLiria

Familiares de los ancianos de la residencia de LLiria piden a la Generalitat Valenciana que intervenga el centro

Las familias de los ancianos exigen la intervención de la residencia de Lliria investigada por presunto malos tratos y desatención. Piden que las autoridades intervengan, consternados por las imágenes grabadas y difundidas por una extrabajadora del centro.

Los familiares de los ancianos de la residencia Domus VI de LLiria piden a la Generalitat Valenciana que actúe de inmediato y que intervenga la residencia, consternados por las imágenes grabadas y difundidas por una extrabajadora del centro. Los mayores muestran heridas y una situación de trato degradante y de abandono.

Imágenes muy duras

En una de ellas se puede apreciar las heridas que uno de los ancianos tiene en un brazo y que permanece durante horas sentado y atado a una silla.

Algunos están semidesnudos e incluso desnudos por completo, tirados en la cama de su habitación o acurrucados en un sillón. En otra de las imágenes se puede ver a una anciana, en su silla de ruedas, con un plato sobre las rodillas y que apenas puede hacer llegar la comida a la boca. No tiene mesa ni bandeja, tampoco nadie al lado que la ayude a comer.

Todos estos vídeos fueron grabados y difundidos por una extrabajadora de la limpieza a la que contrataron durante los meses más duros de la pandemia y a la que después no renovaron el contrato:"No hacía bien su trabajo" aseguran desde la dirección de la residencia de Lliria.

Al conocerse estas imágenes, Fiscalía ha abierto de inmediato una investigación sin esperar al informe de la Consellería de Igualdad que también investiga estos hechos.

Los familiares no ocultan su dolor y su indignación y piden la intervención urgente de la Generalitat Valenciana: "Que Consellería traiga a alguien que esté 24 horas ahí, con los ancianos".

El informe del gobierno valenciano

El gobierno valenciano ya ha propuesto una sanción de 174.000 euros a la residencia de ancianos Domus VI .

Según la vicepresidenta del Gobierno valenciano y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, el informe de la inspección recoge irregularidades graves que motivan una de las sanciones más altas vistas en este ámbito, una de ellas la de trato degradante que conlleva la sanción más elevada de todas, con 80.000 euros.

El informe recoge "indicios de trato no correcto, incluso degradante" y que en algún caso los ancianos no iban vestidos o estaban en posturas corporales inadecuadas, según Oltra, que se ha referido a la "crudeza" de las imágenes.

Publicidad