Desapariciones

La familia de Yéremi Vargas pide al principal sospechoso de la desaparición que diga dónde está

Su madre asegura estar dispuesta a "perdonarle" si con ello consiguen enterrar a su hijo, desaparecido en 2007, para poner fin al "infierno" en el que llevan viviendo 14 años.

Yeremi Vargas

Publicidad

La madre de Yéremi Vargas, Ithaisa Suárez, ha comparecido en rueda de prensa junto a su padre y abuelo materno del niño, Francisco Suárez, suplicando al principal sospechoso de la desaparición del niño que les diga "dónde está" el cuerpo de Yéremi y que "colabore" con la justicia, asegurando que "sería capaz de perdonarlo" si con ello consiguen dar sepultura a Yéremi, que hoy sería mayor de edad en caso de seguir vivo.

Antonio Ojeda, alias 'El Rubio' es el principal sospechoso de la desaparición de Yéremi; un preso que compartía celda con él aseguró al juez que Ojeda le había confesado que mató al niño. No obstante, se llegó a archivar la investigación contra él por falta de pruebas, aunque desde la familia siguen convencidos de que él, o bien es el culpable, o bien estuvo implicado en la desaparición del niño.

El abogado de la familia, Marcos García Montes, asegura tener la esperanza de que Ojeda "se derrumbe". El abuelo de Yéremi asegura que quiere tener también una despedida para su nieto y saber qué fue de él, además de decir que le es indiferente lo que le pase a Ojeda: "Que diga dónde está el niño, como si se queda libre".

Reabierta la investigación en septiembre

El caso de Yéremi Vargas fue reabierto por la justicia a inicios del pasado septiembre, con la esperanza de que finalmente se pueda averiguar qué sucedió aquel fatídico día. Yéremi desapareció el 10 de marzo de 2007, y su caso tuvo una inmensa cobertura mediática en España.

Especialmente doloroso fue para su madre el mes de abril, en el que se celebraron las primeras elecciones generales de 2019, porque le llegó la tarjeta censal de su hijo, que ya sería mayor de edad y podría votar. Aquel día, Ithaisa Suárez aseguraba sentir una enorme "tristeza".

Antes de que la investigación del 'caso Yéremi' fuera reabierta, fue noticia su padre biológico, detenido por haber abusado presuntamente de su hija de 13 años; apenas una semana después volvió a ser detenido tras ser acusado del mismo delito por la hija de una expareja suya, y recibiendo una tercera denuncia por los mismos hechos días más tarde.

Publicidad