Estafa

Un falso marine estafa con 'el timo del amor' más de 800.000 euros a una mujer de Alicante

El hombre se hizo pasar por un marine y consiguió estafar a más de 20 personas en 10 países. La investigación se inicio por la denuncia esta víctima principal.

Un falso marine estafa con 'el timo del amor' más de un millón de euros

Un falso marine estafa con 'el timo del amor' más de un millón de euros Pixabay

Publicidad

Un falso marine estadounidense y más de un millón de euros de botín con 'el timo del amor'. La Policía Nacional ha desarticulado a una red organizada que estafó a más de 20 personas de 10 países distintos. La principal víctima es una mujer alicantina que le envió más de 800.000 euros.

El marine ha resultado ser en realidad un hombre de nigeriano de 27 años. Sin embargo, no era el único implicado sino que se trataba de una red de ciberdelincuencia en la que se ha detenido a 16 personas, 15 de ellas en Palma de Mallorca cuya función consistía en ser 'intermediarios' para enviar dinero a otros países.

La investigación se inició en Alicante tras la denuncia de la principal víctima. En total, esta le envió 75 transferencias bancarias cuya cifra asciende a 835.000 euros entregando así todos sus ahorros y llegando a pedir préstamos personales.

El falso marine y la mujer mantenían una relación virtual desde hacía 2 años. Todo resultó ser un engaño amoroso en el que el cabecilla se creaba perfiles falsos en redes sociales y se ganaba la confianza de las mujeres a las que estafaba.

Todas ellas creían que estaba destinado en el extranjero e incluso llegaron a realizar videollamadas con un actor que se hacía pasar por el marine. Las excusas que daba para obtener el dinero era pagar tasas, billetes o incluso un peligro real para su propia vida. Todas ellas creyeron que algún día formalizarían la relación.

De hecho, tales eran las artimañas que empleaba, que esta víctima llegó a enviarle un paquete con gran cantidad de dinero en metálico fruto de la desesperación.

Meses de rastreo

Los agentes han rastrado durante meses el rastro del dinero de la víctima para determinar que había estafadas por toda Europa. Hasta el momento, se han detectado más víctimas en Lituania, Alemania, Italia, Rumanía, Luxemburgo, Finlandia, Polonia, Eslovaquia, Croacia.

Al final, el dinero se convertía en bitcoins y se desviaba a Malasia e Indonesia. Uno de los cabecillas ya fue detenido el pasado mes de mayo en Málaga y gracias a esa intervención se incautó numeroso material que ha permitido recabar más pistas. Ahora, se ha conseguido desentramar al completo la organización. A los detenidos se les imputan los delitos de estafa, falsedad documental y pertenencia a organización criminal.

Publicidad