Un avión con destino a Santiago, de la compañía Vueling, ha estado retenido durante horas en la pista del aeropuerto de Fuerteventura por una amenaza de bomba.

El vuelo, que tendría que haber salido a las 20:20 horas, ha sido inspeccionado por las fuerzas de seguridad. El comandante recibió la amenaza por una nota de papel.

 

El avión ha salido hacia Santiago al no hallarse ningún paquete sospechoso.