LA FAMILIA DENUNCIARÁ

Fallece un anciano tras esperar dos horas una ambulancia en Sevilla

El octogenario, con la cadera rota, "apenas" recibió ayuda durante la espera en el centro de salud.

Dos horas esperando a la ambulancia

Publicidad

El anciano de 79 años que esperó una ambulancia durante dos horas con la cadera rota tras caerse en un centro de salud de Sevilla, al que acudió minutos antes del suceso para tratarse de una enfermedad, ha fallecido este sábado debido a un "encharcamiento de pulmones" provocado por la caída.

La hija del fallecido, Angeles Blanco, ha asegurado que "de no ser por la caída", su padre "seguiría vivo". Por ello, la familia ha asegurado que va a emprender medidas legales contra el Servicio Andaluz de Salud (SAS).

"Desde la caída todo ha ido mal", ha lamentado Angeles que, además, ha criticado la "escasa atención" que recibió su padre tras el incidente.

Así las cosas, la hija del fallecido ha advertido de que el centro sanitario no estaba en "condiciones de apertura" puesto que de haber estado las instalaciones terminadas su padre habría tomado el ascensor, que se encontraba "fuera de servicio", evitando así la caída.

Una semana de los hechos
Cabe recordar que los hechos ocurrieron el pasado lunes día 27 de diciembre en el centro de salud 'Cisneo Alto' de la capital hispalense cuando el anciano Juan Blanco, tras visitar a su médico, sufrió una caída en la escalera del centro sanitario por la falta de un tramo del pasamanos. Angeles, explicó que su padre acudió al médico en compañía de su madre para tratarse de un cáncer de próstata.

En este sentido, la hija del fallecido relató que su padre apoyó una mano en su mujer y otra en el posamanos de las escaleras sin percibir que varios metros más adelante "se acababa la barandilla, y se cayó al suelo de lado rompiéndose la cadera".

Tras la caída el personal del centro de salud sentó al anciano en una silla y "allí estuvo dos horas, que fue lo que tardó la ambulancia en llegar, nadie le preguntó nada, mi padre gritaba de dolor y mi madre de rabia porque nadie la ayudaba", subrayó Angeles.

Tras los hechos, el ahora fallecido ingresó en "estado grave" en el hospital Virgen Macarena de la capital hispalense pendiente de una operación de "alto riesgo" que finalmente no se realizó "no se sabe porqué", dijo Angeles.

Publicidad