Madrid es una de las zonas de España donde el calor sigue siendo casi asfixiante.

Esta madrugada los termómetros han alcanzado los 32 grados y aunque la ola de calor comienza a remitir, al mediodía la temperatura era de casi 40 grados.

Para intentar hacer llegar a los espectadores cómo es el calor, hemos hecho un experimento en plena Puerta del Sol de Madrid. Hemos comprado un helado para dejarlo colocado a pleno sol. Tras cinco minutos, estaba casi derretido.

Esta semana, un equipo de Antena 3 Noticias también comprobaba cuánto tiempo tardaba en derretirse una bolsa de hielo a pleno sol en Zaragoza. Tras esperar durante un rato a 44 grados, la bolsa de hielo se convertía en agua.