Accidente

El exdirector de Seguridad de ADIF y el maquinista serán juzgados por el accidente del tren Alvia en Santiago

La Fiscalía pide cuatro años de cárcel para cada uno de los acusados por 80 delitos de homicidio

Un tren alvia similar al accidentado en Angrois, pasa por la curva donde permanecen objetos colocados en memoria de las víctimas mortales

Publicidad

El juzgado de instrucción número 3 de Santiago ha acordado la apertura de juicio oral contra el maquinista y el director de Seguridad en la Circulación de Adif en el momento de puesta en funcionamiento de la línea, por el accidente del tren Alvia en el que murieron 80 personas el 24 de julio de 2013 en Angrois, a las afueras de Santiago de Compostela.

En un auto con fecha de este miércoles que ha sido notificado a las partes, el magistrado Andrés Lago da por formuladas las acusaciones contra ambos por el accidente ferroviario de Santiago de Compostela y ordena la apertura de juicio oral por si los hechos que se les imputan fuesen constitutivos de 80 delitos de homicidio por imprudencia grave profesional, de 145 de lesiones por imprudencia grave profesional, y de un delito de daños.

Fianza de 57,6 millones de euros

Además, el magistrado reclama a los dos acusados y en su caso a las aseguradoras, como responsables civiles directas, o a las entidades públicas Renfe Operadora y Adif, como subsidiaria, que depositen una fianza de 57,6 millones de euros para asegurar las responsabilidades pecuniarias que pueda imponer la sentencia.

El instructor les ha apercibido de que, de no prestarla, se les embargarán bienes en cantidad suficiente para asegurar esa suma.

Ley Enjuiciamiento Criminal

De conformidad con el artículo 784.1 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, tras la notificación del auto, realizada hoy, los acusados por el accidente del tren de Alvia y los responsables civiles tienen un plazo de tres días para comparecer en la causa con un abogado y procurador o, en su caso, ratificar los ya designados.

Contra la resolución no cabe interponer recurso, excepto en lo relativo a la situación personal de los acusados.

Publicidad