Imagen de archivo de un murciélago

Publicidad

Coronavirus

Un estudio asegura que el coronavirus podría llevar entre 40 y 70 años en los murciélagos

Un equipo internacional de investigadores ha asegurado probablemente, el coronavirus podría haber saltado a las personas procedente de los murciélagos después de que llevara todo este tiempo circulando por estos mamíferos.

Un equipo internacional de investigadores ha asegurado que el nuevo coronavirus, el SARS-CoV-2, lleva entre 40 y 70 años en los murciélagos y aseguran que probablemente podría haber saltado a las personas procedente de este mamífero.

Los científicos realizaron un análisis genealógico y han determinado que el linaje de ambos coronavirus se separó hace entre 40 y 70 años, lo que haría intuir que el SARS-CoV-2 llevaría todo este tiempo circulando por los murciélagos. El estudio ha sido publicado por la revista 'Nature Microbiology'. Además este análisis no descarta que el pangolín o las serpientes hayan podido servir de intermediario para portar el coronavirus entre murciélagos y humanos.

"Eso se ve claramente en nuestros análisis. En ese tiempo se pueden haber diferenciado más linajes con los rasgos adecuados para infectar a los humanos. Este largo periodo de divergencia sugiere que hay linajes víricos en murciélagos con potencial zoonótico que no han sido muestreados", aseguran los investigadores de este estudio en unas declaraciones recogidas por la agencia de información Sinc.

Maciej F. Boni, uno de los científicos que ha trabajado en este estudio e investigador de la Universidad del Estado de Pensilvania (Estados Unidos), asegura a la misma agencia de información que el escenario "más probable" es que el virus salte de una población de murciélagos a los humanos. Concretamente, se ha referido a unos murciélagos que se encuentran en la provincia de Yunnan, en el sureste de China, de donde proceden los virus con parentesco más próximo al nuevo coronavirus.

También, Boni considera "improbable" la hipótesis de que el virus se haya fugado de un laboratorio. "Si el virus hubiera escapado de un entorno de laboratorio, los primeros individuos afectados habrían sido los empleados del centro y sus familias. No vimos esto en los 44 casos originales de finales de diciembre de 2019", explica. Este científico pronostica, apoyándose en las publicaciones de otros investigadores, que el salto a humanos se produjo probablemente en noviembre de 2019.

Publicidad