Maltrato animal

La estremecedora historia de Santa, el perro al que su dueño, presuntamente, tiró por la ventana en Madrid desde 10 metros de altura

La Asociación de Iniciativa para el Bienestar de los Animales, que se ha hecho cargo del perro, pide ayuda para pagar los gastos veterinarios y la condena oportuna para su dueño por unos hechos "aberrantes".

La Asociación de Iniciativas para el Bienestar de los Animales nació por la preocupación de las actuaciones que se llevaban a cabo en la antigua perrera de Valdemoro.

Pixabay La Asociación de Iniciativas para el Bienestar de los Animales nació por la preocupación de las actuaciones que se llevaban a cabo en la antigua perrera de Valdemoro.

Publicidad

La Policía Local de Valdemoro investiga a un vecino de la localidad que, supuestamente, arrojó en plena Nochebuena a su perro desde un quinto piso, a unos diez metros de altura, resultando herido de importante gravedad, según informa el cuerpo local en su redes sociales.

Los hechos tuvieron lugar por la tarde noche del día 24 en un edificio de la calle Parla. Hasta el lugar acudió primeramente un vecino, que trasladó al can a un hospital veterinario.

Más tarde, llegaron a la zona los agentes de la Policía Local, que recogieron las declaraciones de varios testigos y las incoherencias en el relato del dueño del perro, investigado por un delito de maltrato animal grave.

El can, rebautizado como Santa, sigue estable dentro de la gravedad, según informan desde la Asociación de Iniciativa para el Bienestar de los Animales (Aiba), cuyos miembros acudieron para llevarle a un centro veterinario, donde no se ha personado el dueño.

"El pis sigue siendo oscuro y sus deposiciones son muy sueltas y con sangre. Esto puede ser tanto por la medicación como por lesiones internas. Le han reajustado la medicación. Nos han confirmado que este lunes le realizarán un Tac, para poder seguir avanzando en su recuperación", señala en un comunicado la Asociación, que agradece los comentarios de ánimo y pide ayuda para pagar los gastos veterinarios.

Aiba, que se ha mostrado en contra del juicio público que se está generando contra el propietario de Santa, confía en que sea la Justicia la que dictamine la condena oportuna por estos hechos "aberrantes". Se presentarán con sus abogados como acusación personal en el Juzgado.

Publicidad