Ley de Vivienda

Este es el recargo que enfrentan los pisos vacíos con la nueva Ley de Vivienda

La nueva Ley de Vivienda incluye importantes cambios sobre las propiedades vacías, que incrementarán su IBI en función del tiempo que lleven deshabitadas.

Este es el recargo que enfrentan los pisos vacíos con la nueva Ley de Vivienda

Publicidad

Con la nueva Ley de Vivienda, el Gobierno plantea mejorar el acceso a la vivienda aumentando la oferta. Para ello, se regularán los precios de alquiler en las zonas tensionadas y se impondrá un recargo del IBI del 150% a los pisos deshabitados.

Impuesto a viviendas vacías

Esta ley incluye importantes cambios sobre las propiedades vacías que verán incrementado el Impuesto sobre Bienes Inmuebles en función del plazo que lleven sin habitarse. Sin embargo, la aplicación de esta medida será competencia única y exclusiva de los ayuntamientos y muchos ya han anunciado que no lo harán.

Uno de los primeros en oponerse a este gravamen ha sido el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida: "No vamos a recargar el IBI de viviendas vacías. Es un ataque a la propiedad privada con pocos precedentes y será inútil porque no va a ayudar a solventar un problema que existe. Tendremos que ver qué es lo que hace el Gobierno, pero si obliga a que haya que hacer un recargo del 150%, tendrá que modificar la Ley de Haciendas Locales e imponer esa obligación".

En este sentido, hoy la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha pedido tanto al Partido Popular como al Ayuntamiento de Barcelona que antes de criticar y decir que no van a aplicar la nueva Ley de Vivienda "se la lean".

Asimismo, ha dejado claro que dicha ley va a "evitar que se enajene el parque de vivienda pública como ha sucedido con gobiernos populares". "No tiene por qué subir el precio de los alquileres. No tenemos que ver las medidas desde una perspectiva aislada, sino como un conjunto de actuaciones para corregir los desajustes del mercado".

Bono joven

El Ejecutivo también plantea la creación de un bono de 250 euros al mes destinados a los jóvenes de entre 18 y 35 años, con rentas anuales inferiores a 23.725 euros, para así, "adelantar" la edad de emancipación de los jóvenes.

En el caso de las familias vulnerables, este bono podrá completarse con más ayudas directas al alquiler de hasta el 40% de su valor.

Publicidad