151

Publicidad

Vacuna coronavirus

Así fabrican a contrarreloj las jeringuillas que aprovechan bien la vacuna del coronavirus

La vacuna contra el coronavirus de Pfizer puede ser divida en seis dosis. Las jeringuillas convencionales no permiten exprimir al máximo la cantidad, por ello te contamos aquí cuáles son las jeringuillas adecuadas para ello.

La llegada de las vacunas contra el coronavirus a España ha llevado a cabo la cuestión de cómo es más eficiente administrar las dosis de los viales de la vacuna de Pfizer y BioNTech. El Conejo General de Enfermería indica que hay que tener en cuenta las jeringuillas que se utilizan.

Hay una amplia gama de jeringuillas disponibles, pero la precisión es diferente en cada una de ellas. El consejo indica que dependen de la calibración que tengan.

Al realizar el purgado para eliminar el aire, parte del líquido se pierde y otra parte se queda en el espacio muerto. La ficha de Pfizer indica que no debería ser superior a 0,035 cm3.

El Conejo General de Enfermería explica que disponen de jeringuillas que son más "exactas" en cuanto a la hora de no desperdiciar el líquido. Por ejemplo, las de calibre 3, 2 o 1 ml o las que usan los diabéticos.

Cada vial de la vacuna consta de seis dosis y no de cinco, tal y como indicaron en un primer momento. Así se ha indicado al actualizar la ficha técnica del fármaco.

Un vial reconstruido contiene un total de 2,25 centímetros cúbicos de fármaco y cada dosis 0,3 ml. Por ello se indica que "hay cantidad suficiente para seis dosis".

Recomendación de Pfizer

La farmacéutica Pfizer ha recomendado que no se usen las jeringuillas consideradas "estándar", pues podría no haber "suficiente volumen para extraer una sexta dosis de un solo vial".

El empleo de las jeringuillas convencionales impide que los sanitarios de algunas comunidades autónomas no tengan un uso más eficiente de las dosis contra el coronavirus.

Pfizer indica que si no se puede proporcionar una dosis completa de 0,3 ml, esta debe de desecharse. También cualquier "exceso de volumen", ya que "nunca se debe combinar el exceso de vacuna de varios viales".

La jeringuilla ideal para administrar la vacuna

La duda surgida por el tema de las jeringuillas se convierte en un problema de suministro, ya que se pierden dosis que podrían ser administradas a más personas. Por ello, existe la jeringuilla ideal.

La multinacional Becton Dickinson fabrica sus jeringuillas en Huesca. Es un centro especializado en la fabricación de jeringuillas. Por ello, es la ideal para que no se pierda esta sexta dosis, según indica Pfizer.

El modelo está diseñado para que se aproveche al máximo cada vial. De esta forma se desperdicia el mínimo. El diseño de la jeringuilla es la clave. Ha fabricado más de 500 millones de unidades y se han distribuido a países de todo el mundo.

Publicidad