COVID-19

El Gobierno anuncia que la retirada de mascarillas en interiores entrará en vigor el 20 de abril

El próximo 19 de abril es la fecha elegida por el Gobierno para poner fin al uso de las mascarillas en interiores. "La pandemia no ha terminado, pero se ha estabilizado", ha dicho Carolina Darias

En resumen

Publicidad

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha anunciado este miércoles que una de las noticias más esperadas desde el inicio de la pandemia de coronavirus: el Gobierno pone fin a la obligatoriedad de la mascarilla en interiores. Será después de Semana Santa, el próximo 19 de abril, y la medida entrará en vigor al día siguiente, el 20 de abril.

El Ejecutivo de Pedro Sánchez da este paso porque "afortunadamente" España cuenta con un "altísimo nivel de inmunización" y una situación epidemiológica "en un contexto favorable", ha dicho Darias tras la reunión del Consejo Interterritorial de Salud. La ministra ha puesto de relieve la "menor gravedad" de ómicron, variante dominante desde hace meses, como uno de los motivos de la mejoría.

Excepciones al fin de las mascarillas en interiores

El fin de las mascarillas en interiores no será una retirada generalizada, sino que habrá excepciones. Su uso seguirá siendo obligatorio en hospitales o en el transporte público, aunque en otros sectores, Sanidad dejará la decisión en manos de las empresas.

El uso de las mascarillas en interiores continuará en vigor en varios casos para continuar con la protección frente al coronavirus. Así, su uso seguirá siendo obligatorio para el personal sanitario, pacientes y visitantes de los centros de salud.

Hospitales, residencias y transporte público

Aquellas personas que tengan que ser ingresadas, también deberán mantener la medida en las zonas comunes de los hospitales. En las residencias de ancianos, debido a su vulnerabilidad, será obligatoria tanto para el personal que trabaja en ellas, como para los visitantes.

El transporte público es otra de las excepciones al fin de las mascarillas. Debido a la dificultad de mantener la distancia de 1,5 metros entre las personas, su uso seguirá siendo obligatorio, ha matizado Darias.

Por último, el Gobierno deja su uso en espacios cerrados a criterio individual, especialmente cuando "haya aglomeraciones de personas y cuando se trate de personas vulnerables". En el ámbito escolar, Darias descarta el uso de las mascarillas, aunque a los profesores con factores de vulnerabilidad se les aconsejará que se la pongan.

Publicidad