Sol

La española que asegura ser la dueña del Sol quiere cobrar un impuesto por su uso

La mujer que dice ser la dueña del Sol quiere cobrar un tributo por utilizar la energía solar.

Varios científicos piden prohibir los experimentos solares para frenar el cambio climático

Pixabay Varios científicos piden prohibir los experimentos solares para frenar el cambio climático

Publicidad

Se llama María Ángeles Durán, es española y asegura ser dueña del Sol desde hace 12 años. La propietaria del mayor astro del Sistema Solar es psicóloga, escritora y abogada y reside en la ciudad de Vigo. "Conozco la ley y respaldé mi reclamo legalmente. Lo hice, pero cualquiera pudo haberlo hecho. Simplemente, a mí se me ocurrió primero", relata.

Precisamente, gracias a sus conocimientos en jurisprudencia y derecho, descubrió un vacío legal en la propiedad de la estrella y en 2010 consiguió un acta notarial que la declara como la única poseedora de la estrella.

"Propietaria del Sol, estrella de tipo espectral G2, que se encuentra en el centro del Sistema Solar, situada a una distancia media de la Tierra de unos 149 millones 600 mil kilómetros aproximadamente", así viene reflejado en el documento oficial.

Vendía parcelas del Sol por internet

Como dueña del Sol, María Ángeles quiso vender en varias ocasiones algunas parcelas a un precio de un euro el metro cuadrado. Por el anuncio, publicado en el portal de subasta y comercio eBay, llegó a recibir pedidos de 600 o 1.200 euros, según la versión de la mujer.

Sin embargo, el portal de e-commerce eliminó todas las publicaciones argumentando que no era un producto que se pudiera vender al no ser transportable ni tangible. Tras ello, María Ángeles decidió denunciar a la compañía por incumplimiento de contrato al asegurar que la empresa online le cobró 101 euros de comisión por unas ventas que después no le permitió realizar.

En 2015, la propietaria del Sol sufrió un nuevo revés. Un grupo de personas la reconoció como poseedora de la estrella y la demandó por los daños que ocasionaba la luz solar en la piel.

Quiere reinvertir las ganancias

Después de esta experiencia, Durán cambió su estrategia. Ahora quiere reinvertir las ganancias. Para ello pretende solicitar un impuesto a las compañías que hacen negocio con la luz que reporta el Sol y repartir los beneficios entre la gente que de verdad lo necesita. Con todo, el 90% lo destinaría al Gobierno para que a su vez lo invierta en Sanidad, pensiones y Educación. El 10% restante se lo quedaría ella para crear una fundación de ayuda para los más necesitados.

Publicidad