Publicidad

Turismo España

España permitirá presentar una PCR o test de antígenos negativo para agilizar la llegada de turistas

El Ministerio de Sanidad amplía los criterios de control sanitario para poder acceder a España. A partir del lunes, los turistas podrán presentar un test de antígenos negativo o el certificado de vacunación, además de la medida ya existente, una prueba PCR.

El Ministerio de Sanidad quiere agilizar la llegada de los turistas a España y para ello ha decidido ampliar los criterios de control sanitario en las fronteras del país. Hasta ahora, los extranjeros que quisieran acceder a España tenían que presentar una prueba PCR negativa. Con la actualización, también se permitirá la entrada con un test de antígenos negativo o el certificado de vacunación.

La responsable del ministerio, Carolina Darias, ha anunciado en su cuenta de Twitter que a partir del lunes los turistas que deseen venir a España podrán presentar tres tipos de documentos para confirmar que no son portadores del virus: una prueba PCR negativa, un test de antígeno negativo o el certificado de vacunación o de recuperación. El Gobierno busca así reactivar el turismo lo más pronto posible a pesar del veto del Reino Unido. "España es un destino seguro y estamos en condiciones de recuperar pronto nuestro liderazgo turístico mundial" gracias a "los excelentes datos de vacunación", ha señalado Darias.

Por otra parte, los turistas tendrán que seguir cumplimentando el formulario de control sanitario a través de la aplicación Spain Travel Health (SpTH).

Vigilancia en los puertos y aeropuertos españoles

En cada puerto o aeropuerto español existen dos puntos de control para vigilar la entrada de los turistas a España. Quienes procedan de países considerados de 'no riesgo' accederán por uno de los puntos en cuestión y allí tendrán acceso a un control rápido con el código QR obtenido a través de SpTH. Además, cuando se active el Certificado Covid Digital UE, también se podrá utilizar en esta cola.

Sin embargo, quienes vengan de zonas incluidas la lista de 'países de riesgo' tendrán que someterse a un control documental de manera aleatoria, que tendrá en cuenta su lugar de procedencia y el nivel de incidencia. No obstante, los viajeros que pertenezcan a este grupo también podrán presentar un test de antígeno.

Publicidad