Inmigración

España admitirá a trámite el caso de los 3 inmigrantes que llegaron en el timón de un petrolero y estudiará su asilo

El Ministerio del Interior ha comunicado a CEAR que estudiará dar asilo a los 3 inmigrantes subsaharianos que sobrevivieron 11 días en el timón de un petrolero.

Polizones nigerianos

Polizones nigerianos A3N

Publicidad

El Ministerio del Interior comunicó este lunes a Comisión Española de Ayuda al refugiado que da marcha atrás y ahora admite a trámite la posibilidad de dar asilo a los 3 inmigrantes que llegaron en el timón de un petrolero.

Los 3 hombres sobrevivieron a una travesía sin escalas desde Nigeria subidos en el timón de un petrolero. En primer lugar, la solicitud de asilo fue denegada y ya se ha comunicado a dos de los solicitantes, cuyos expedientes estaban más avanzados, que el caso se va a reexaminar.

Sin embargo, las mayores complicaciones se dan en la situación legal de los tres hombres. No son migrantes sino polizones y como tales no respondían a los perfiles expuestos en la legislación internacional por lo que tenían que ser devueltos al barco. Desde el primer momento, España advirtió que el rechazo de los expedientes era una solución provisional.

Se espera que mañana se reexamine el caso del tercer solicitante de asilo y los organismos que llevan la petición confían en que se resuelva de manera satisfactoria, al igual que los expedientes de sus compañeros de travesía.

Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados también aconsejaba que el expediente fuera resuelto por razones humanitarias. Acnur le recuerda a España la importancia de ser "proactiva" y que examine el artículo 46.3 de la ley del Derecho de Asilo.

La ONG Caminando Fronteras y el Secretariado de Migraciones del Obispado de Canarias se plantean también actuar "de oficio" con el último solicitante. Los migrantes fueron hospitalizados por deshidratación y estas organizaciones y esta persona aún presenta "agotamiento extremo" y "sin tiempo para procesar lo vivido". Ninguno de los tres se conocía antes de emprender el peligroso viaje.

Publicidad