LUCHA MEDIEVAL

Miles de espadachines compiten en el campeonato mundial de lucha medieval de Barcelona

El vestuario y las armas nos trasladan a los campos de batalla de hace cinco siglos, con una única diferencia: y es que las espadas no tienen filo. El equipo español es uno de los favoritos.

Publicidad

Publicidad