Asesino en serie de Bilbao

El error que cometió el asesino en serie de Bilbao que sirvió para alertar a la Policía

El principal sospechoso se entregó a la policía el jueves por la noche asegurando que no tenía nada que ver con los asesinatos de homosexuales en Bilbao.

Publicidad

Los asesinatos de homosexuales en Bilbao mantienen en vilo a la comunidad LGTBI en la ciudad. En las últimas horas, el principal sospechoso que habría cometido hasta ocho crímenes se entregó a la policía. El joven acudió a las autoridades tras enterarse por los medios que era sospechoso y aseguró no tener nada que ver con las muertes. Los investigadores creen que el asesino en serie pudo actuar en otras ciudades de España. La investigación cogió un impulso después de un error que alertó a la Policía.

El sospechoso tiene 25 años, es de nacionalidad colombiana y se hace llamar 'Carlos'. La Ertzaintza explicó que el asesino de Bilbao utilizaba aplicaciones de citas para quedar con sus víctimas, los drogaba, vaciaba sus cuentas y acababa con sus vidas. Los investigadores de la Policía llevan trabajando intensamente para seguir arrojando luz en un caso que comenzó con la denuncia en octubre de 2021 de la familia de un hombre muerto de manera natural de 43 años tras detectar movimientos de miles de euros en su cuenta.

Tras realizar un segundo análisis de las muestras tomadas durante la autopsia, revelaron la presencia en el organismo de restos de éxtasis líquido. Se ha podido saber que uno de los últimos movimientos del fallecido fue quedar con un hombre que conoció por una aplicación de citas. La investigación iba tomando fuerza tras coincidir con el 'modus operandi' del asesino en serie de Bilbao. Sin embargo, fue un error del asesino lo que alertó a las autoridades en diciembre de 2021. ¿Cuál fue el error?

El error del asesino de Bilbao

En diciembre del año pasado, otro individuo denunció una agresión en su domicilio por parte de un joven con el que había quedado por una aplicación de citas. La víctima consiguió escapar y pedir ayuda a sus vecinos cuando el joven intentó estrangularlo. Ante el fallo en su objetivo, el agresor huyó de la casa, cometiendo un error que lo delataría: Se dejó una mochila con su documentación y éxtasis líquido.

El sospechoso cometió otro grave error que empujaría aún mas la investigación hacia él: Intentó contactar con el agredido, pedirle disculpas y recuperar su confianza. No obstante, la víctima no dudó un segundo en denunciarlo todo. Gracias a la denuncia, se han abrieron nuevos puntos de investigación para esclarecer cuántas han sido las víctimas del asesino en serie de Bilbao, atribuidas en principio a causas naturales.

La Policía trabaja para determinar la autoría del sospechoso

Después de entregarse por sus propios medios, la Ertzaintza busca determinar si el sospechoso es el autor de los asesinatos de Bilbao. La documentación encontrada en la mochila hallada en el lugar de uno de los crímenes pertenece al joven de 25 años. Por el momento se mantiene el secreto de las actuaciones por orden del juez que instruye el caso.

Publicidad