El juzgado de Instrucción número 14 de Barcelona ha decretado este jueves prisión provisional para uno de los coautores del apuñalamiento en el Port Olímpic de Barcelona el pasado cuarto de septiembre. El incidente sucedió cuando dos jóvenes robaron el teléfono móvil a una chica que se encontraba en un establecimiento. La chica pidió la ayuda de un vigilante de seguridad, que acudió al lugar, recuperó el móvil y se lo devolvió.

Cuando el agente de seguridad expulsaba del local a los dos ladrones, uno de ellos se revolvió, sacó una navaja y asestó al menos una puñalada en el pecho a la chica, que acabó falleciendo, y otra en el estómago al agente de seguridad, que quedó herido de diversa consideración.

La persona sobre la que se ha decretado prisión se ha presentado en el juzgado por lo que los agentes han procedido a decretar prisión provisional para el hombre.